aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Domingo, 23 de septiembre de 2018
Zaragoza
Claudia Ortín Sancho

27/5/2013

Las conductas incívicas serán castigadas con un mínimo de 50 euros
El Ayuntamiento de Zaragoza ha fijado un suelo de 50 euros como sanción para las conductas incívicas. Los votos del PP y CHA han sacado adelante la medida, pese a las abstenciones de PSOE e IU. La cantidad se podrá reducir a la mitad si se abona antes de un mes. Los daños a bienes de interés cultural tendrán una pena mínima de 750 euros.

Zaragoza.- Nuevo paso en la aprobación de la Ordenanza municipal que regula el procedimiento sancionador, y que se desprende de la recién derogada Ordenanza Cívica. A petición del PP, y con el apoyo de CHA, se ha dado el visto bueno a una cantidad mínima, fijada en 50 euros, para conductas incívicas. Una cifra que se puede reducir a la mitad si se abona antes de un mes. Otra de las modificaciones es la penalización económica por dañar bienes de interés cultural, que se sitúa, como base, en 750 euros.

Para IU, tal y como ha explicado su portavoz, José Manuel Alonso, fijar un suelo de 50 euros supone “atentar contra la filosofía del partido”, que apuesta por sustituir, en los casos más leves, las penalizaciones económicas por amonestaciones verbales, trabajos sociales, comunitarios o actividades educativas.

La formación de izquierdas no sólo es partidaria de suprimir las sanciones mínimas, sino que la cantidad de 50 euros le parece “excesiva”. En su argumento, Alonso ha defendido que si se atiende al Salario Mínimo Interprofesional, “50 euros corresponde a casi dos días y medio de trabajo, por lo que es un suelo notablemente alto”.

Muy diferente es la posición de CHA, que ha apoyado la propuesta de los populares alegando que “no es nada positivo que haya conductas reprochables que se queden sin penalizar”. Los nacionalistas han sido especialmente severos con los daños que se produzcan a bienes de interés cultural, cuya pena ahora se fija entre 750 y 1.500 euros.

En este sentido, el portavoz de la formación, Juan Martín, ha sido rotundo al subrayar que quien se dedique a generar daños en estos monumentos, “tiene que saber que va a tener una sanción económica importante e incluso pediríamos que se pusiera en manos de la fiscalía”.

Derogación de la Ordenanza Cívica

La derogación de la Ordenanza de Protección del Espacio Urbano, popularmente conocida como Ordenanza Cívica, ya se aprobó en la reunión del Gobierno de la Ciudad y este viernes también se ha hecho en la Comisión de Economía y Hacienda (incluyendo las alegaciones) con el voto del PSOE, IU y CHA y la abstención del PP. De esta forma, ha quedado dividida en cuatro normativas: la reguladora de sanciones, la de Limpieza Pública, la de Uso de Zonas Verdes y la de Actividades Publicitarias en el Ámbito Urbano.

Las ordenanzas reguladoras del Procedimiento sancionador y la modificación de la Ordenanza de Actividades Publicitarias se han aprobado con las modificaciones introducidas, por unanimidad de los cuatro grupos.

Por su parte, las ordenanzas de Limpieza Pública y de Zonas Verdes han salido adelante, con las modificaciones introducidas, con el voto del PSOE, CHA e IU y la abstención del PP.

Con esta nueva ordenanza que regula las penalizaciones se busca uniformidad en el tratamiento sancionador de todas las normas municipales. No obstante, se trata de una aprobación inicial, la definitiva se resolverá este viernes en el Pleno del Ayuntamiento.

Para corregir estas desigualdades se ha buscado ampliar a tres los niveles o grados de gravedad de las infracciones, en lugar de los dos actuales. Así, a partir de la incorporación de esta medida, se hablaría de faltas leves, graves, y muy graves. Dentro de ello habrá tres grados de valoración: mínimo, medio y máximo.